3 Reglas Esenciales del Email Marketing

1- Mantener buena calidad en las listas

Esto refiere tanto al origen de la base, con la recomendación de que sea una registración transparente a través de formularios (web u offline) que permitan al usuario manifestar claramente su voluntad de recibir correos, como al cuidado continuo que se le debe proporcionar.

Es importante concientizar acerca de lo que realmente es positivo para la empresa: no sirve de nada tener una base “mas grande” si la proporción de aquellos que no tienen ningún tipo de interacción aumenta permanentemente. Es por eso que se debe facilitar la desuscripción, que tiene que ser con un solo click y sin esos tediosos cuestionamientos de “estas seguro que no quieres recibir mas nuestras campañas?”.

Debe ser extinguida la idea de mantener suscriptores en la base que hace mas de 12 meses que no abren ningún correo, ya que no solo van a continuar perjudicando las tasas de la marca, sino que también pueden haberse convertido en “Spamtraps”, esa peligrosa trampa que colocan los ISPs para detectar todos aquellos marketers que no mantienen una higiene optima de su lista.

Aquí la filosofía de “soltar y dejar ir” no funciona solo como frase de autoayuda sino que también nos muestra el camino correcto hacia el desarrollo digital sustentable.

2- Diseño responsivo y accesible

El HTML tiene que ser adaptable a todos los dispositivos, de modo tal que su visualización no se transforme en un dolor de cabeza para la generación “móvil”. Teniendo en cuenta una lectura de correos masivos en celulares que hoy supera el 50% de las aperturas totales, es inconcebible desarrollar una estrategia digital sin tener en cuenta este creciente segmento.

Asimismo, los calls-to-action tienen que ser de fácil visibilidad y evitando el molesto “scroll down”, mas aun cuando el 75% de los suscriptores activos se toma tan solo entre 2 y 8 segundos para leer un correo

3- Relevancia

Se debe aprovechar la posibilidad brindada por las plataformas de segmentar la base según las características (atributos tales como ciudad, país, genero o marca de tarjeta de crédito) y comportamiento (actividad con el email, con la Web, tiempo de registro o aniversario de ultima compra) para establecer una comunicación relevante y de buena calidad con el suscriptor.

A lo largo de los años, los grupos basados en demográficos que mayores resultados han conseguido son aquellos que se fundan en el tipo de interés (Para los Ecommerce, sirve saber si están buscando una TV o una heladera) y en la frecuencia de contacto (diaria, semanal, mensual).

El contenido juega un rol clave aquí, ya que se torna indispensable que sea específicamente dispuesto (a través de múltiples envíos o de contenido dinámico) para solo enviarle a los diferentes grupos lo que realmente les interesa, a través de lo cual se logra una conexión atrayente para el cliente.

La relevancia no implica obligatoriamente una baja en el volumen a enviar, sino que apunta a administrar los envíos de forma inteligente. Tomar al suscriptor como foco central de la estrategia y respetar verdaderamente sus preferencias va a desembocar en una relación mas duradera y eficaz.